Los 14 instrumentos fáciles de tocar: Aprende en poco tiempo

¿Sabías que hay muchos instrumentos fáciles de tocar en poco tiempo?

Pues sí, aunque dominarlos a la perfección pueda tomar años, el tema es que, con estos instrumentos, en pocos meses podrás tocar melodías, acompañar tus canciones favoritas, o cantar tus propias letras mientras tocas acordes con tu instrumento.

Instrumentos fáciles de tocar

A continuación, les presentamos instrumentos fáciles de tocar:

1. Ukulele

ukelele

Uno de los instrumentos más fáciles de aprender a tocar desde cero es el ukulele.

El tema es que es una especie de guitarra pequeña, con apenas cuatro cuerdas y menos complejidad musical y de ejecución. Esto se traduce en una curva de aprendizaje más rápida en la que en poco tiempo podrás tocar tus canciones favoritas.

Además, al ser una versión más pequeña de la guitarra, aprendes cosas básicas que luego puedes aplicar en ella. Así, luego podrás coger una guitarra y se te hará más fácil que si comenzaras de cero.

Al tener solo cuatro cuerdas, es uno de los instrumentos más fáciles de aprender y más cómodo para personas con manos o dedos pequeños.

Por eso, ¡también es perfecto para niños!

¿Quieres más razones para empezar con el ukulele?

Pues bien, también es un instrumento bastante económico, así que no habrás gastado tu dinero en vano si termina no gustándote. También es super ligero y fácil de llevar y sus cuerdas son más suaves que las de la guitarra, por lo que no molesta tanto en los dedos al comienzo.

Te comparto este vídeo, a ver si te animas.


2. Harmónica

Harmonica-instrumentos-faciles-de-tocar

La harmónica es otro de los instrumentos más fáciles de aprender, sobre todo para principiantes y aquellas personas que no tienen conocimiento de teoría musical.

El tema es que es un instrumento donde las notas ya están pre establecidas, por así decirlo. Así que resulta difícil tocar una mala nota.

Es decir, prácticamente donde soples, sonará una nota bien.

Otra de las ventajas de este instrumento musical es que, así como el ukulele, también es muy ligera y fácil de llevar contigo a cualquier lugar.

Esto no solo se traduce en que es fácil de transportar, sino que es fácil para practicar.

No vas a tener que sacar cables, conectar amplificadores, limpiar o armar piezas… es coger tu harmónica con las manos, llevarla a los labios y soplar. Así de fácil.


3. Cajón

cajon-flamenco

El cajón, originario de Perú y adoptado por muchos otros estilos, como el flamenco.

Es un instrumento bastante fácil de aprender y que puedes empezar a dominar de forma intuitiva, como sucede con la mayoría de instrumentos de percusión.

Es que, aunque hay muchas técnicas avanzadas y te pueda tomar años dominarlo tanto a nivel técnico como musical, es cierto que resulta fácil de tocar al comienzo.

Te darás cuenta de que, dependiendo de donde lo toques y si lo tocas con las manos, dedos o incluso la palma, el sonido será diferente. Comienza a combinar esos sonidos con los ritmos y estás listo.

También es pequeño y bastante ligero. Con lo cual se te hará bastante fácil de llevar contigo a donde quieras.


4. Piano / teclados

piano-digital

Aunque el piano y un teclado puedan tener una gran diferencia en la cantidad de teclas, son básicamente lo mismo.

Al menos a nivel de disposición de las notas y teclas.

El piano suele tener unas 88 teclas, mientras que el teclado algo más de la mitad, 49.

Así que, si pasas de uno a otro, no notarás demasiada diferencia y puedes emplear las mismas técnicas ya aprendidas.

Ahora bien, tocar piano o teclado resulta fácil al comienzo porque las notas ya están allí, es solo aprenderlas y tocarlas. En poco tiempo, los principiantes ya logran tocar canciones básicas.

Aprender a tocar piano también te ayuda con la teoría musical, ya que es necesaria para poder ejecutarlo correctamente.


5. Guitarra acústica

la-guitarra-acústica

A ver, la guitarra acústica es un instrumento musical complicado de dominar, ya que tiene mucha complejidad rítmica y musical. Eso sin hablar de la gran variedad de técnicas que hay para tocarla.

Ahora bien, para el que comienza desde cero no es difícil aprender varios acordes básicos y tocar canciones de música pop o rock.

Practicando varias horas al día, en pocas semanas ya podrás tocar varias de tus canciones favoritas.

También es cierto que no es tan cómoda para niños o personas con las manos muy pequeñas. Pero con la práctica te adecúas y en poco tiempo podrás tocar.

Podrías incluso comenzar por tu cuenta sin necesidad de un profesor de música.


6. Bajo eléctrico

bajo-eléctrico

El bajo tiene una gran ventaja, y es que combina la facilidad del ukulele, ya que tiene solamente 4 cuerdas, pero además tiene otro beneficio añadido:

¡Todas las bandas necesitan uno!

Así es, el bajo es uno de los instrumentos musicales más idóneos si lo que quieres es comenzar a tocar en una banda. Es que la mayoría escoge la guitarra o la batería, pero pocos se van por el bajo.

Por eso, suele haber muchos guitarristas y bateristas, pero pocos bajistas.

Ahora bien, ten en cuenta que el mástil es más grueso y que las cuerdas son más grandes y duras. Pero, al igual que como sucede al aprender a tocar la guitarra, te acostumbrarás.

También tiene ritmos y progresiones básicas que puedes aprender rápido. Además, lo más básico se puede tocar sin tener que aprenderte acordes, lo cual facilita mucho más las cosas.


7. Saxofón

saxofon

El saxo es el instrumento más fácil de aprender si lo que te gusta es el jazz. Ser un maestro del saxofón ya es otra cosa, pero aprender lo básico para tocar un par de canciones no te tomará demasiado tiempo.

Una ventaja del saxofón es que, para tocar bien, básicamente se trata de tocar la llave correcta que hace la nota correcta. A diferencia de otros instrumentos de viento donde debes tocar mucho por oído.

Ahora bien, los saxofones no son instrumentos pequeños como una flauta o un ukelele, tenlo en cuenta.

Mi consejo: cuando estés comenzando, practica al menos una hora cada día. Notarás mejorías muy rápido.


8. Batería

Bateria-instrumentos-faciles-de-tocar

Hay algo que todo baterista sabe: ¡los vecinos odian la batería!

Tal vez sea parte de lo que la hace tan divertida de tocar… aunque más seguramente sea la razón por la que te llamen a la policía a las 02:00h.

Ups.

Bueno, en serio, aprender a tocar la batería no es complicado al comienzo, ya que se trata de coordinación, comenzar a entender los ritmos y simplemente ir probando cada tambor.

Si eres una persona con habilidades para el ritmo, lo más probable es que en poco tiempo ya estés acompañando tus canciones favoritas.

Eso sí, recuerda que la batería requiere de muchísima práctica para dominarla.

Puedes comenzar con estos video tutoriales.


9. La flauta irlandesa

flauta-Irlandesa-instrumento-facil-de-tocar

La flauta irlandesa, conocida en inglés como tin whistle, puede parecer uno de esos instrumentos musicales raros que poca gente conoce, pero en realidad es ese instrumento tan cautivante que escuchas en la música tradicional irlandesa y celta.

Es un instrumento largo, muy delgado y con 6 agujeros para tocar las notas musicales. De hecho, se asemeja mucho a la flauta dulce.

Para los principiantes resulta fácil de tocar por las digitaciones son bastante sencillas y se pueden aprender en poco tiempo.

Sin embargo, te va a tomar más tiempo dominar la técnica de los labios, lengua y el soplo. Aunque hay truquillos que puedes aprender en poco tiempo para sacarle más provecho a tu flauta irlandesa.


10. Flauta

Flautas-dulces

La flauta tiene muchas similitudes con la flauta irlandesa en el sentido de que se puede tocar lo básico rápido ya que las digitaciones no son demasiado complicadas. Pero requiere práctica y paciencia para dominarla.

Quien comienza a tocar un instrumento musical por primera vez, y no tiene conocimientos musicales, puede aprender canciones básicas e infantiles en poco tiempo.

Sin embargo, la flauta es uno de los instrumentos más difíciles de dominar. Piensa que solamente pasar de principiante al siguiente nivel puede tomarte 3 años.


11. Batería electrónica

batería-electrónica

Muchas personas deciden comenzar en la música con piano y guitarra por su popularidad y amplios repertorios.

Sin embargo, la batería electrónica está genial. Es que es tan fácil de aprender como puede ser la batería acústica, pero elimina uno de sus inconvenientes: el ruido.

La batería electrónica puede ser 100% silenciosa. De esta forma, no tendrás vecinos molestos cada vez que practicas.

También son más fáciles de transportar que las acústicas, son ligeras y suelen tener sonidos de muestra para que aprendas desde cero. Par de puntazos.


12. Pandereta

pandereta

La pandereta es uno de esos instrumentos que todos conocemos, ya que forma parte de una gran cantidad de canciones infantiles y populares en todo el mundo.

Y no solo eso. También la puedes escuchar en canciones mundialmente famosas como Hey Jude de The Beatles.

Es sinceramente de los instrumentos más sencillos que podrías aprender.

Basta con escuchar detenidamente el ritmo de la canción que escuchas y acompañarla con tu pandereta.

Claro, la pandereta también tiene técnicas avanzadas y teoría por detrás. Tendrás que estudiar esos ritmos y practicar mucho para ser un maestro de este instrumento.


13. Maracas

maracas-instrumentos-faciles-de-tocar

¿Te gusta la salsa, el son cubano y otros ritmos latinos?

Entonces las maracas son el instrumento perfecto para ti.

Puedes comenzar con ritmos muy básicos que te permitirán acompañar prácticamente cualquier canción siempre que te puedas acoplar a los ritmos de estos estilos musicales.

Dicho esto, es un instrumento bastante fácil de tocar al comienzo, por lo que desde un principio podrías coger un par de maracas y acompañar tus canciones favoritas.

Resulta bastante intuitivo, aunque sí es cierto que hay patrones muy complicados y difíciles que toman mucho tiempo y horas de práctica para poder dominarlos.

Aquí te dejo un video para que aprendas.


14. Bongós

bongos

Otro instrumento musical que sigue mucho la línea de las maracas son los bongós.

Se trata de un instrumento de percusión pequeño, intuitivo y que resulta bastante sencillo de aprender para principiantes.

Se tocan en pares, se colocan entre las piernas o en soportes y se tocan con las manos, dedos, palmas o hasta las muñecas.

Si te gustan los ritmos latinos, no dudes en probar los bongós.