Diferencias entre bajos de 4 y 5 cuerdas: Guía completa

¿Sabes cuántas cuerdas tiene un bajo eléctrico? Pues los hay desde 4 hasta 8 cuerdas, y te digo que todos suenan increíbles.

Ahora bien, lo cierto es que los más populares son los de 4 y 5. Por eso, hoy hablaremos de las diferencias entre bajos de 4 y 5 cuerdas.

¡Acompáñame!

Diferencias entre bajos de 4 y 5 cuerdas

Todos conocemos al típico bajista de bandas de covers que solo toca 4 notas -nada en contra de ellos, ¿eh? Que ACDC usa 4 acordes, pero son matadores.

Para él, un bajo de 4 cuerdas es más que suficiente.

Sin embargo, el bajo es un instrumento con una riqueza tremenda y posibilidades casi infinitas, tanto rítmicas como musicales. Es allí donde a muchos les hace falta una quinta cuerda, necesaria para explorar otras posibilidades, sonidos y rangos.

Pero, ¿en qué afecta realmente la cuerda adicional? ¿Es buena, mala, necesaria…?

Depende. Pero ya lo descubriremos…

A continuación, les presentamos diferencias entre bajos de 4 y 5 cuerdas:

Bajo de 4 cuerdas: el clásico

Bajo-de-4-cuerdas-el-clasico

Como casi todo lo que tiene que ver con los bajos y guitarras eléctricas, el bajo eléctrico de 4 cuerdas comenzó a ganar fama en los años 50’s gracias a Leo Fender.

De hecho, todo bajista sabrá que el primer bajo eléctrico creado fue el de 4 cuerdas.

Ahora, aparte de su cantidad de cuerdas, ¿qué lo caracteriza?

  • Cuerpo: lo típico es que el cuerpo sea hecho de madera como caoba, fresno o aliso. Por dentro suelen estar tanto el puente como el preamplificador, controles y micrófonos.
  • Cuello: el cuello, también llamado mástil, suele estar hecho de arce y cuenta con el diapasón por la parte delantera.

Algo importante a destacar aquí es que el cuello suele ser más delgado que el del bajo de 5 cuerdas. Por lo que es más sencillo colocar la mano alrededor del mismo.

  • Diapasón: el diapasón está adherido a la parte delantera del cuello y tiene los trastes y, a veces, indicadores de traste. Es la parte del instrumento donde se presionan las cuerdas para crear notas específicas.

¿De qué está hecho?

Pues, suele ser de ébano muy liso, o de palisandro. También puede tener una forma recta, cónica, cilíndrica o redondeada. Cada bajista termina teniendo algún tipo de diapasón favorito.

  • Microfonía y electrónica: el bajo cuenta con micrófonos que capturan las vibraciones de las cuerdas para poder enviarlas al preamplificador y amplificador que harán que suene brutal.

Bajo de 5 cuerdas: rompedor

Bajo-de-5-cuerdas

El bajo de cinco cuerdas es una versión un poco más moderna del bajo tradicional y fue creado en la década del ’60. La idea de los creadores era hacer un bajo con más poder y más posibilidades.

Y lo lograron.

¿Creías que el bajo eléctrico tradicional ya hacía notas graves? Pues, la cuerda adicional te permite tocar una quinta justa por debajo del Mi grave del bajo de 4 cuerdas.

Escucha grabaciones en YouTube y déjate sorprender.

Ahora, veamos sus características:

  • Cuerpo: aquí no hay diferencias respecto al bajo de 4 cuerdas. Hablamos de cuerpos de maderas fuertes como la caoba, por ejemplo.
  • Cuello: en materiales no varía tanto. Pero, como te comentaba, el tamaño sí.

El bajo de 5 cuerdas tiene el cuello más grande y grueso, por lo que resulta complicado de manejar para principiantes. Aunque los profesionales no tienen problema alguno al tocar el bajo con más cuerdas.

  • Diapasón: también está hecho de caoba o palisandro. Pero claro, también es más grande. También pueden venir con las marcas de los trastes para guiarte mejor. Si estás comenzando con este instrumento, te lo recomiendo con las guías.
  • Microfonía y electrónica: al igual que el bajo tradicional, los de 5 cuerdas también utilizan microfonía, preamplificadores y controles para transformar las vibraciones de las cuerdas en sonido.

Cabe destacar que, en ambos tipos de bajos, los micrófonos pueden ser dobles, sencillos, activos o pasivos.


Bajo de 4 y 5 cuerdas: ¿Cuál escojo?

Bajo-de-4-y-5-cuerdas-Cual-escojo

No siempre es fácil tomar la decisión. Pero hay varios factores que pueden ser clave:

Cuántos conocimientos de música tienes, tu habilidad con el bajo, los estilos de música que quieres tocar, el tamaño de tus manos…

Es que, aunque el bajo de 5 cuerdas es increíblemente versátil y te puede dar unas posibilidades fantásticas, lo cierto es que no es muy recomendado para principiantes.

Por el otro lado, el de 4 cuerdas se puede quedar muy corto para músicos más avanzados.

Por eso, ¿cómo escoger el mejor?

  • Versatilidad: si hablamos de versatilidad, el bajo de 5 cuerdas gana debido a que la quinta cuerda te da mayores posibilidades musicales y rítmicas para explorar.

Con la cuerda adicional aumentas el rango de notas del bajo eléctrico, puedes hacer escalas y arpegios más extensos, o tocar acordes más completos. También te permite explorar otras técnicas y variedades del slap o el thumping.

Claro, también es cierto que el bajo de 4 cuerdas ha existido por generaciones y puede cumplir su rol a la perfección en casi cualquier estilo musical.

  • Eficiencia: la eficiencia tiene que ver con la facilidad con la que puedes tocar con tu bajo y la claridad del sonido que puedes producir con el mismo.

Muchos bajistas prefieren la 5ta cuerda porque les permite tocar ciertas combinaciones con mayor comodidad. Pero con los principiantes sucede justamente lo contrario: les cuesta más dominar esa quinta cuerda.

Algunos bajistas también aseguran que la cuerda adicional no suena tan clara como la cuarta. Aunque para otros, no hay diferencia alguna…

  • Conveniencia: si le preguntas a un profesional, te dirá sin dudas que el de 5 cuerdas es lo mejor que le ha sucedido.

Le permite tocar más arpegios, escalas y acordes. No necesita reafinar todo el tiempo y le da un rango más extendido.

Pero para un principiante, la cuerda adicional puede ser un incordio y dificultará tocar cómodamente todas las cuerdas del bajo.

Las diferencias clave entre bajos de 4 y 5 cuerdas

Aparte de la cantidad de cuerdas, las diferencias más importantes entre un bajo y otro están en el tamaño y grosor tanto de cuello como del diapasón, el rango de notas que pueden producir y la comodidad al tocar.

Como conclusión: si ya tocas algo de bajo y tienes muchas ganas y motivación para tocar como un profesional, te recomiendo el bajo de 5 cuerdas.

Si apenas comienzas o solamente lo haces por probar un nuevo hobby, entonces not e compliques la vida y escoge el bajo de 4 cuerdas.

Ahora bien, también te digo que ambos tipos de bajos pueden usarse en prácticamente cualquier agrupación y estilo musical.

Al final del día, son bajos, son graves y son molones.